1-954-981-8908

¿Cómo perciben la muerte las diferentes culturas del mundo?

La forma en que las personas perciben la muerte, lo que pasa después de ella, y los ritos de despedida, muchas veces están directamente relacionados con la cultura y sus creencias; la religión también juega un papel importante porque influye en su significado y en la existencia o no de una vida eterna, o la reencarnación. Veamos cómo varía.

Cómo se percibe la muerte desde el punto de vista religioso:

  • Judaísmo, Cristianismo, Catolicismo.

La muerte está concebida como algo negativo en el sentido social y cultural, es decir, a la sociedad le impacta la noticia de la muerte de un ser querido, llora, le duele y hay veces se dificulta su ausencia; además los creyentes le tienen temor a morir. El luto se hace de negro y se caracteriza por una época de dolor y la vez de esperanza para que el ser querido descanse en paz y tenga una vida eterna al encuentro con Dios en el cielo.

Aunque este ritual ha cambiado con los años, los creyentes más devotos evitan quemar los cuerpos de sus seres queridos, los entierran para que en el fin de los tiempos, las almas puedan volver a habitar sus cuerpos y así volverse a reencontrar con sus seres amados.

En el judaísmo, el cuerpo se lava para su purificación antes de ser enterrado; el lavado debe hacerse hombres a hombres y mujeres a mujeres, para finalmente envolverlo en un sudario blanco, pues el blanco significa pureza. La cremación está prohibida y la sepultura debe realizarse en tierra.

Para los católicos y cristianos, el ritual de despedida está acompañado de una Eucaristía y decoración floral, donde se agradece por la vida que tuvo el fallecido. Está permitida la cremación y no hay especificaciones de vestimenta para el difunto. Comúnmente, se hacen misas de recuerdo en el aniversario, pues para la familia es importante conmemorar a su ser querido.

Entre los católicos, específicamente en México, el 1 y 2 de noviembre se celebra El Día de Muertos, un día dedicado a recibir a los muertos y convivir con ellos por lo que se hacen altares con la comida preferida de su ser querido, elementos significativos para el mismo, entre otros. Su propósito es celebrar su vida y honrar su memoria de una manera positiva y feliz.

  • Hinduismo

Para esta religión la muerte tiene un significado más liberador. Significa un estado de transición, por lo que sus creyentes no temen morir, pues el alma del ser difunto encontrará otro cuerpo para volver a la tierra. En otras palabras, creen en la reencarnación.

La muerte no es un castigo, es el fin de un ciclo de aprendizajes. La nueva vida será mejor o peor dependiendo del comportamiento y los aprendizajes que se hayan dejado pendientes de la vida pasada. Cuando el alma haya cumplido su aprendizaje, no volverá al mundo terrenal y formará parte del mundo celestial. Si por el contrario, su presencia en la tierra siempre está guiada por la maldad, pasará al mundo donde habitan solo las almas malvadas, conocido comúnmente como el infierno.

Naturalmente la muerte está acompañada de dolor por la ausencia del ser querido en la vida actual, sin embargo, el ritual de despedida se caracteriza por la incineración del cuerpo para darle la posibilidad al alma de habitar un cuerpo nuevo y empezar un nuevo ciclo de vida. Algo particular, es que la muerte es considerada como un acontecimiento que aunque es doloroso para los vivos, es liberador para el fallecido; el alma individual se une al alma universal y solo así logrará la realización del ser, por lo tanto, la muerte es un motivo de celebración más que de tristeza.

Los rituales hindúes se realizan como conmemoración de la persona que falleció. Después de la partida, se enciende una lámpara en la cabeza del difunto para guiar al alma mientras los seres queridos se reúnen para orar.

No acostumbran tocar los cuerpos, por lo que el cuerpo es entregado rápidamente a una funeraria para hacer el lavado, desinfectarlo y vestirlo de blanco. Creen que la cremación debe hacerse lo antes posible, pues el alma debe liberarse rápido del cuerpo para poder continuar su viaje.

  • Islamismo

Tiene una combinación de las creencias y rituales mencionados anteriormente. Al igual que las religiones Judía, Cristiana y Católica, la muerte es vista como algo negativo, sin embargo, creen en la reencarnación como un nuevo ciclo de vida, así como lo hace el hinduismo.

El ritual de despedida se realiza envolviendo el cuerpo en tela de algodón, y se entierra recostado sobre el lado derecho con la cara hacia La Meca, su lugar sagrado. La cremación está prohibida. 

Los familiares y conocidos rezan elogios para que reciba la misericordia del arcángel Gabriel quien lo interrogará sobre su vida y creencias. Tendrá un segundo interrogatorio, ‘el interrogatorio de la tumba’, que inicia al depositar el cuerpo en la tierra, lo cual debe hacerse lo antes posible. En ese momento, el difunto rinde cuentas a los ángeles Munkir y Nakir y el diablo lo tentará, si supera esta tentación, pasará a una mejor vida.

Sólo los hombres asisten al entierro, las mujeres y los niños se van del cementerio. Las familias  reciben el pésame e inician y rezan plegarias, solo hasta los tres días siguientes.

  • Budismo

Para esta religión la muerte tiene un significado neutro, es decir, no es considerada ni positiva ni negativa, es solo el fin de la vida actual para dar inicio a un nuevo ciclo de vida, en la que la alma continuará con su proceso de aprendizaje. Cada alma tendrá muchas reencarnaciones hasta que llegue a la madurez espiritual que le permita llegar al Nirvana y conocer la verdad. Esto convierte la muerte en un aspecto que forma parte del ciclo de la vida, al que no hay que temerle; inclusive el duelo, el lamento y la tristeza no están bien vistas en esta religión.

A diferencia de la mayoría de religiones, en el Budismo la muerte deseada es aquella que es anunciada con anticipación, para así poder ayudar a los familiares y amigos a prepararse para su partida. Cuando una persona muere o está próxima a morir, se le lee durante 49 días El Libro de los Muertos, llamado “Bar-do’i-thos-grol”, para enseñarle a esa alma a transitar entre esta vida que termina y la próxima que vendrá. Pasado los 49 días, se realiza una ceremonia en honor al difunto a modo de «despedida final”. Pueden realizarse ceremonias funerarias en el aniversario durante los siguientes siete años y una especial cada siete años durante 49 años.

Como ritos de despedida, permiten estas modalidades que corresponden a los Cuatro Elementos de la naturaleza: la incineración que representa el fuego, el entierro que representa la tierra, el sepelio que representa el agua, y las aves carroñeras que representan el aire y se encarguen de la descomposición.

En cuanto al funeral, oran a Buda. Cubren el rostro sudario y no tocan el cuerpo para permitir la liberación del alma, después de 3 días pasan a la velación y al rito de despedida elegido (de los mencionados anteriormente). Es común reunirse con los más allegados para desterrar la pena y en ciertas ocasiones, los monjes están presentes con sus cantos.

  • Religiones africanas

Para esta religión, la muerte es un aspecto más de la vida, no tiene connotación negativa en lo absoluto. Es simplemente el fin del mundo material para ascender al mundo espiritual. En muchas ocasiones se tiene la creencia de que el ser querido se reunirá con sus ancestros, y ayudará en la protección familiar.  
Para esta cultura es muy importante representar o simbolizar la presencia del muerto, pues sigue siendo de la familia. Para prolongar su existencia en el mundo, los familiares se reúnen para beber, comer y cantar elogios al ser que ya no está físicamente. En muchas ocasiones, se visten con sus ropas e imitan la forma de hablar del fallecido. También visten el cuerpo con su mejor vestimenta y los sientan en su lugar favorito antes del entierro.
Es una costumbre seguirse relacionando con sus muertos de forma física; visitan sus tumbas, danzan con ellos, les cambian la vestimenta, entre otras prácticas, con el fin de fortalecer el vínculo con su ser amado.

Cómo se percibe la muerte desde el punto de vista cultural:

Otra forma de ver la relación con la muerte es por medio de la cultura. Podría dividirse en dos grandes grupos, los orientales y los occidentales. Si bien existen infinidad de culturas en todo el mundo, son dos formas de ver la vida y la muerte muy diferentes entre ellas. La cultura occidental está guiada por el apego, por el miedo a perder. Las personas no hablan de la muerte, es considerado casi un tabú. A la hora de fallecer un ser querido, esta forma de ver la muerte hace que el proceso de duelo sea más doloroso, largo y será más difícil de superar su partida. En el mundo occidental, las religiones que predominan son las judía, cristiana y católica y por ende predominan sus creencias.

Por el contrario, en la cultura oriental están expuestos a la muerte desde que tienen uso de razón en múltiples ritos que hacen parte del día a día. A los niños se les enseña que la muerte hace parte de la vida, que es natural y un paso más para trascender. En esta cultura predomina el hinduismo, islamismo y budismo.  

Como lo hemos abordado, todas las culturas y religiones tienen una relación diferente con la muerte y lo que se supone la vida después de ella, pero si existe un factor común en todas, y es la necesidad de hacer el bien. Tener actos buenos, bondadosos, hará que tu alma llegue al cielo en la vida eterna o hará que la reencarnación sea en una mejor vida, según sea la creencia.

Otro factor común es la importancia de realizar rituales de despedida  y/o de transformación, que ayuden a nuestros seres queridos difuntos a trascender en el mundo después de la muerte, y a sus familiares a aprender a vivir sin el ser querido que ya no está.

ARTÍCULOS RECIENTES

Este espacio está dedicado para acompañarte en tu duelo. Aquí podrás encontrar apoyo y herramientas que te ayudarán en tu proceso, además podrás expresarte.

Dejar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.